La XX edición de la Copa Jerez sale a barrer

I. P. L. 

La casa, por la ventana. Esa es la orgullosa impresión que produce ver una convocatoria tan mal comunicada como siempre pero que da gloria verla. Aquellas primeras ediciones se han transformado en una interminable relación de actos e invitados al llegar a su vigésima aparición. El llamado “mayor espectáculo de cocina y maridaje en vivo” se celebrará del tres al cuatro de octubre en el Teatro Villamarta de Jerez de la Frontera (Cádiz). 

La parte fundamental del formato sigue siendo la misma: cada equipo, formado por un cocinero y un sumiller, tiene que defender la originalidad y calidad de sus creaciones culinarias y explicar su armonía con un determinado vino de Jerez o Sanlúcar. La forma, se supone, de llevar el jerez a las mesas de los mejores restaurantes y mostrar, con sobrados motivos, a los más renuentes de lo que se están perdiendo. El resto, una impresionante sucesión de ponencias, mesas redondas, catas, degustaciones y rutas que hacen perder el sentido. 

Los nombres de los convocados en esta ocasión tienen ya algo de pasarela mediática y de constatación de que solo eres alguien en este mundo si estás invitado allí. El jurado lo forman personajes sobradamente conocidos como Almudena Alberca, Jancis Robinson o Josep Roca y otros un poco más difíciles de ubicar como Pascaline Lepeltier, mejor sumiller de Francia 2018,  o Melania Bellesini, jefa de sumillería del triestrellado restaurante británico The Fat Duck (Heston Blumenthal). 

La relación de ilustres incluye a un par de escritoras, María Dueñas y Luz Gabás, una enóloga, Montse Molina, y cocineros. sumilleres y críticos de vinos como François Chartier, Luis Gutiérrez, Ferràn Centelles, Pilar Cavero o Rafael Sandoval entre otros muchos. Las parejas que competirán con un entrante, un plato principal y un postre más sus correspondientes vinos representan a siete restaurantes y países. 

Los finalistas, Ambivium (España), COOK & GTD (Bélgica), The Wolf’s Tailor (Estados Unidos), Dinings SW3 (Reino Unido), Krone (Alemania), Parsley Salon (Dinamarca) y Vigor (Países Bajos). Entre sus sugerentes propuestas, un ostra cruda con limón, huevas de pescado ahumado, yema de huevo, caviar y salsa XO acompañada de manzanilla La Cigarrera o un helado hecho sobre higos maduros caramelizados y mantequilla tostada servido con praliné de cacahuete y sal marina que se acompaña con un Pedro Ximénez 20 Years Old de Bodegas Tradición.