Elia María Arranz, la primera mujer que gana el Ruinart España

Ver Galería
3 Fotos
Elia María Arranz, la primera mujer que gana el Ruinart España
RUINART FOTO 2

Elia María Arranz, la primera mujer que gana el Ruinart España
RUINART FOTO 3

Elia María Arranz, la primera mujer que gana el Ruinart España
RUINART FOTO 4

Su vida es ahora el vino. Y quizá lo haya sido desde que nació hace 29 años en una locallidad como Peñafiel. Se graduó en Derecho por la Universidad de Valladolid y poco después dejó atrás ese mundo para convertirse en la número uno de su promoción del Curso Internacional de Sumiller Profesional. Dos restaurantes con estrella Michelin, Ambivium y Taller, marcan sus primeros años de profesión.

Etapa que atraviesa acompañada del interés por esas competiciones que con demasiada frecuencia terminan con un hombre levantando el trofeo asignado al vencedor. Elia María Arranz, que logra entrar en los diez primeros puestos del Campeonato de España de Sumilleres UAES (Unión de Asociaciones Españolas de Sumilleres), será la encargada de cambiar esa imagen. En San Sebastián Gastronomika consigue ser la primera mujer que gana el Ruinart Sommelier Challenge Spain.  

“Ya me había presentado en alguna que otra ocasión más al concurso -recuerda ahora-. La primera vez que participé fue en la segunda edición del Ruinart Sommelier Challenge España que se celebró en Barcelona en 2016. En ese momento me picó el gusanillo de los concursos”. 

-¿Y qué pasó al escuchar su nombre como ganadora del Ruinart Sommelier Challenge?

-Lo primero que pensé es que no podían estar diciendo mi nombre, que era una equivocación. Después llegó la alegría y el agradecimiento…

-¿Realmente significa tanto ganar un premio así?

-Para mí sí, y creo que para mucha gente también es muy importante. Este concurso es uno de los más deseados y más complejos en el ámbito de la sumillería de varios países y ganarlo es toda una satisfacción. 

-¿Por qué sumiller? ¿Qué le atrae de esa profesión? 

-Lo que realmente me atrae es el vino, el por qué para mí es muy sencillo: tener la posibilidad de aprender cada día una cosa nueva, poder aprender de zonas, vinos y formarme con otros profesionales del sector. 

-¿Le gustaría hacer otras cosas en el mundo del vino?

-Por supuesto, me encantaría poder ampliar conocimientos en todos los aspectos, es decir, me gustaría poder aprender más del enoturismo, del campo, de los trabajos de bodega, de la importación y exportación… ¡Las posibilidades son muchas!

-¿La sumillería es un mundo de hombres?

-Yo diría que es un mundo en el cual los hombres han tenido mucha más representación que las mujeres de manera tradicional, pero actualmente las mujeres estamos haciéndonos ver mucho más en este ámbito y demostrando que valemos igual que los hombres. 

-¿Tienen las mujeres las mismas oportunidades que los hombres, menos o más?

Yo creo que en la hostelería las mujeres y los hombres tenemos las mismas oportunidades. Es un sector dinámico y lo que cuenta realmente es el buen trato al cliente y el ofrecer una imagen adecuada al establecimiento. Si nos fijamos en las palabras chef, metre o sumiller son palabras no binarias, es decir no tienen género. Hay grandes mujeres y hombres que trabajan por igual en estos puestos. 

-¿Qué vinos le gustan?

Me gusta probar blancos, rosados, tintos, espumosos, naturales… No creo que solo tengamos que fijarnos en una referencia y consumirla siempre sino que sería más interesante fijarse en una variedad y probar diferentes zonas, diferentes elaboraciones… De esta manera sí que tendríamos una perspectiva más amplia de lo que realmente es adecuado para nosotros y saber nuestro estilo propio. 

-¿Descúbrame un vino que yo solo no sería capaz de encontrar?

Me gustaría recomendarle los vinos de la isla de Santorini (Grecia). Vinos elaborados en tierra volcánica, singulares y únicos, por ejemplo me aventuro a decirle Assyrtiko de Mylos Vieilles Vignes 2016 de la bodega Hatzidakis. 

-¿Y uno bueno, bonito, barato y además fácil de encontrar?

Pues por ejemplo yo me iría a Portugal, país en el cual podemos encontrar grandes vinos a un precio pequeño. Recomendaría un vino de la Denominación de Origen Controlado Douro de la bodega Niepoort Vertente 2018, elaborado con un combinación de variedades tintas. 

-¿Qué misterios encierra el champán?

-Para mí sobre todo tradición, savoir faire y milagro celestial de las burbujas. 

-¿Y el cava?

Desde mi punto de vista, no tenemos una gran diferencia entre uno y otro. Actualmente hay muchas casas de cava que son iguales o de mayor calidad que algunas de las casas de champagne.  

-Llega la Navidad. ¿Con qué brindamos?

Podemos brindar con muchas cosas, por ejemplo con Ruinart Brut Rosé. 

-¿Qué tenemos que hacer para no estropear ni vinos, ni platos ni la combinación de unos con otros?

Todo esto depende mucho de los gustos, pero siempre dejarnos aconsejar por un profesional, eso sería lo idóneo. Si nos gusta más ir a la aventura deberíamos de conocer los dos elementos el sólido y el líquido. 

-¿Y ese deseo que le queda por pedir?

-Seguir disfrutando de los vinos durante muchos, muchos años.
Fotos: Uses