Bordón: entre el clasicismo y la renovación

IGNACIO PÉREZ LORENZ

Blanco y rosado de 2023 y tinto crianza de 2019. Tres añadas de Bordón, una de las gamas de Franco-Españolas, que llegan al mercado al tiempo que se anuncia la incorporación de una nueva directora técnica. Se llama Emma Villajos y procede de un grupo, Hispanobodegas, con intereses en Rueda, Ribera del Duero y Rioja.

Casualidad o tendencia, la historia se repite. Han pasado pocos meses desde que otra veterana casa riojana hiciera público el fichaje de un enólogo para dar otros aires -se supone- a su proyecto. Una apuesta que en esta bodega logroñesa está basada en el respeto a las variedades tradicionales, la sostenibilidad y la extensión del cultivo ecológico a todo su viñedo.

La mayor sorpresa, un blanco de viura -variedad nacida para crear grandes vinos a base de tiempo y barrica- que en esta ocasión es capaz de mostrar el frescor y sobre todo la alegría debidos a un vino joven. Es seco, floral, frutal, muy agradable y tiene además buen precio y poco alcohol. Características que prácticamente se repiten en un rosado con influencias provenzales. Ofrece escaso color, suficiente acidez y marcado sabor para indicar que con mayor delicadeza y elegancia podría ocupar un puesto entre los elegidos.

La renovación, aunque con más prudencia, incluye también a un tinto crianza con doce meses de barrica y los habituales tonos a fruta madura, madera y especias que caracterizan a las elaboraciones de esa denominación de origen calificada. Una suerte de clasicismo roto por una capa algo más profunda y, de nuevo, un amplio sabor que admite otras versiones. Decisiones y estilos que confirmarán en un futuro próximo no solo dónde está sino hacia qué lugar se dirige esta centenaria firma.

Bodegas Franco-Españolas
Webhttps://www.francoespanolas.com
DOC: Rioja
Variedades: viura/ tempranillo y viura / viura
Alcohol: 12 % / 12 % / 14 %
PVP: 6,50 euros / 6,50 euros / 7,90 euros