Tío Pepe Fino en Rama 2024: amplitud y elegancia

IGNACIO PÉREZ LORENZ

Tiene algo de fuerza de la naturaleza; de resumen de un año y un clima que han agitado su espíritu y su crianza. Como siempre, palomino de los mejores pagos del Marco de Jerez, criaderas, solera y velo de flor. Y también, la humedad y el frescor de algunos rincones de la bodega que favorecen el lento y constante trabajo de esa capa de levaduras. 

Antonio Flores -hacedor de vinos como le gusta llamarse- ha entresacado, venencia y catavinos en mano, el contenido de 95 botas para crear la décimo quinta edición de este fino. Una elaboración, esperada en todo el mundo, que se construye únicamente con Tío Pepe embotellado sin clarificar ni filtrar. El vino muestra así, íntegro, revestido de toda su dignidad y a pesar del calor reinante más allá de los muros de la bodega, su eterna combinación de gracia y potencia.

Lo consigue gracias a una intensidad aromática fuera de lo común. Y a un marcado sabor que incluye variados tonos cítricos y ligeras notas salinas además de insinuar, dejando en el aire la duda, la presencia de algunas especias. Recorrido señalado por el carácter de su larga crianza biológica que ha modificado su composición y desarrollado su complejidad y distinción. Así es Tío Pepe Fino en Rama, una demostración de amplitud y elegancia que regresa cada año en primavera para acudir a su cita con los amantes de las emociones fuertes.

Bodegas: Tío Pepe
Web: https://www.tiopepe.com
DO: Jerez
Variedad: palomino
Alcohol: 15 %
PVP: 18,75 euros