Bordón Viña Sole 2017 y Diamante de Graciela 2017, la memorable expresión de la viura

IGNACIO PÉREZ LORENZ

Cuentan que es un homenaje al viñedo riojano y a su viticultura. Merecido reconocimiento que incluye, o debería incluir también, una forma de elaborar, de crear blancos forjados por madera y tiempo capaces de seguir creciendo con el paso de los años. Algo de todo esto tiene este serio vino de guarda,  Bordón Viña Sole Tête de Cuvée Reserva 2017, que se envuelve en el estilo tradicional de esa denominación de origen calificada hasta llevarlo, quizá, un poco más lejos.

Viejas viñas y una variedad de memorable expresión en aquellas tierras, la viura, marcan el comienzo. Extracción y larga crianza en barrica con sus lías terminan de definirlo. El apoyo necesario para exhibir volumen, suavidad, afilada acidez, recuerdos a fruta, cítricos, mantequilla y especias. Suma de sensaciones que ofrece un trago cargado de carácter y fuerza además de delicadeza. Y que invita a apreciar con calma, a sentir y a recrearse en la degustación de esta prueba recuperada de nuestro mejor pasado enológico.

Del mismo viñedo nace, parando a medio camino la fermentación, la versión dulce. De nuevo unas pocas botellas de un vino con prolongada crianza en barrica que comparte con Viña Sole algunas notas. Diamante de Graciela Reserva 2017 recoge además recuerdos a flores secas, frutas maduras y el perfume de semillas como el anís. Aromas y sabores que guarda envueltos en una combinación de miel y frescor que lo transforman en un blanco equilibrado y muy complejo. La pareja perfecta para algunos entrantes (fiambres trufados, foie gras…) y de casi cualquier postre que evoque la Navidad. 

Bodegas: Franco-Españolas
Web: https://www.francoespanolas.com
D. O. C: Rioja
Variedad: viura / viura
Alcohol: 13 % / 12 %
PVP: 29,95 euros / 18 euros (37,5 cl)