El “nuevo jerez” cierra la primera jornada de The Wine Edition

La recuperación de los pagos abandonados y otras formas de elaborar la variedad palomino fino en el Marco de Jerez han sido los temas debatidos al final de la primera jornada en el auditorio de The Wine Edition Wines from Spain. Peter Sisseck, Armando Guerra, Willy Pérez y Ramiro Ibáñez han expuesto sus experiencias con la albariza y la palomino en una ponencia que tenía como objetivo sentar las bases de lo que ya se conoce como “nuevo jerez”.

“Lo que me chocó al llegar a Jerez es que nadie hablara de la viña, que el proceso fuera más importante que el origen, porque lo lógico siendo viñatero es mimar el viñedo, aunque sea por romanticismo y no se traduzca en volumen”, ha expuesto Peter Sisseck. De ahí el desafío de poner en marcha un proyecto diferente en Jerez que, asegura este enólogo, le ha cambiado la vida.

Willy Pérez y Ramiro Ibáñez han hablado de sus proyectos de recuperación de viejos viñedos y de vinificaciones antiguas para extraer lo mejor algunos pagos históricos. Carrascal, Macharnudo, Balbaína y Añina se reflejan ahora en vinos finos de gran concentración y escasa crianza biológica que cuentan la historia de cada viña en homenaje a los vinos elaborados con ellas tiempo atrás.

“Jerez, históricamente, significa la grandeza del vino español”, ha argumentado Sisseck. “Es el mejor vino blanco de España y también el más original”. Pero otro jerez es posible y, de hecho, es una realidad. La definición de los pagos, la selección de las viñas o la puesta en valor de la añada son factores que se tienen en cuenta en un nuevo jerez que busca una mayor cercanía con el terroir.

Armando Guerra ha presentado uno de sus vinos de larga crianza biológica, procedente de una mezcla de parcelas y con un perfil clásico que, a su parecer, “refleja también ese concepto de innovación que reivindica tanto la antigüedad como la novedad del Marco”. “Somos herederos de nuestros antepasados, nuestra tarea es la de complementar un sistema de crianza tradicional con nuevos proyectos y discursos alternativos”, ha asegurado.

¿Qué tiene que pasar entonces para que el jerez se consuma más? “No son vinos para todos los públicos, pero reconquistar el mercado está muy ligado a esta mayor diversidad de nuestros vinos y a las nuevas formas de comunicar que estamos poniendo en marcha”, respondía Armando Guerra. “No son vinos normales ni pretendemos que lo sean porque entonces perderíamos la verdadera esencia de Jerez”, añadía Willy Pérez