El viñedo riojano acusa las altas temperaturas de los últimos días

Fuerte aceleración de la maduración alcohólica con estancamiento en la madurez fenólica y un descenso acusado de la acidez que condiciona la subida del pH. Esas son algunas de las características del viñedo en Rioja Oriental, de acuerdo con el cuarto boletín de maduración de esa denominación de origen calificada. Los valores de potasio son altos y el peso de la uva desciende muy ligeramente en la variedad tempranillo, siendo estable en el resto. El estado sanitario y el estado vegetativo son correctos con “significativos efectos” en los racimos y en las hojas provocados por las altas temperaturas continuadas de los últimos días.

Los efectos de esos días tan calurosos se han dejado notar igualmente en Rioja Alta y Rioja Alavesa. En ambas zonas hay algún tipo de retraso madurativo y los estados sanitarios y vegetativos son buenos. En Rioja Alavesa el peso de la baya se muestra ligeramente por encima de los valores del año pasado mientras que en Rioja Alavesa está significativamente por debajo de los valores del año pasado.