Las cooperativas catalanas piden la retirada de dos millones de hl de vino

La Federación de Cooperativas Agrarias de Cataluña ha pedido al gobierno de esa comunidad que, ante la caída de ventas y el desequilibrio entre oferta y demanda, se active la destilación de crisis para dos millones de hectolitros de vino. La propuesta de la FCAC se concreta en una destilación de crisis por importe de 70 millones de euros.

La medida, similar a la aprobada el año pasado, supondría precios sensiblemente superiores a los cuarenta céntimos para el vino con denominación de origen y treinta céntimos para el resto. “Con esta actuación y las previsiones de descenso de producción en los países vecinos se espera que el mercado pueda recuperar la actividad de antes de la pandemia”, ha señalado Joan Josep Raventós, responsable de vino de la FCAC.

Las bodegas cooperativas catalanas no son partidarias de medidas como el almacenamiento o la vendimia en verde que consideran ineficientes para corregir excesos ya generados. En Cataluña, hay unas sesenta bodegas cooperativas que elaboran más de la mitad del vino catalán y tienen presencia en prácticamente todas las denominaciones de origen.