Raimat ahorra en una viña el 25% del agua de riego

El proyecto para conseguir un riego más eficaz se llevó a cabo en una finca piloto experimental de 100 hectáreas de viñedo ecológico y convencional. El uso de la  última tecnología en programación de riegos, teledetección y modelos de cultivos y la aplicación de protocolos de sectorización parcelaria permitió obtener zonas de riego más homogéneas y aplicar los recursos con mayor precisión.  

Con la aplicación del riego de precisión se pudo ahorrar un 25% de agua en comparación con los años anteriores. Además, se mejoró el rendimiento productivo y la calidad de las uvas. La iniciativa, coordinada por el IRTA (Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias), ha contado con fondos de la UE y  la participación de la Comunidad de Regantes.