José Manuel Pérez Ovejas: “Pagos de Anguix jugará en la Champions League de los vinos”

Ver Galería
3 Fotos
José Manuel Pérez Ovejas: “Pagos de Anguix jugará en la Champions League de los vinos”
_Y8A7138 (1)

José Manuel Pérez Ovejas: “Pagos de Anguix jugará en la Champions League de los vinos”
Global Image Projects S.L.

Juve i Camps, Enoturisme, Celler Espiells, Espais, Bodes, Events empreses

José Manuel Pérez Ovejas: “Pagos de Anguix jugará en la Champions League de los vinos”
191021 Pagos de Anguix (40)

La tercera entrevista más leída. Recuperamos, al igual que otros veranos, las entrevistas y textos que han ocupado la sección Personajes, las catas de vinos y las noticias que más han interesado a nuestros lectores desde el uno de agosto del año pasado. La tercera entrevista más leída en los últimos doce meses fue publicada por primera vez el 29/01/2021.

Sus vinos presumieron de elegancia mucho antes de que estuviera de moda hacerlo. Un estilo al que se mantuvo fiel el tiempo necesario para que las cosas volvieran a su sitio. Y allí se supone que seguía cuando le llegó un reconocimiento que en nuestro país parece indispensable para coronar la carrera de un enólogo: ser fichado como asesor. Los caminos de José Manuel Pérez Ovejas y de Joan y Meritxell Juvé, responsables del grupo J&C Prime Brands, habían tardado en cruzarse muchos años. 

Exactamente las cerca de dos década que el señor Juvé, como se conoce en el sector a un personaje entrañable, necesitó para adquirir en la Ribera del Duero una bodega que cumpliera con todas sus exigencias. Torres de Anguix, que pasó a llamarse Pagos de Anguix, lindaba con las 35 hectáreas de viñedo ecológico de Campos Góticos. Una tentación demasiado fuerte para quien cultiva todas sus fincas de manera ecológica y define ese sistema como “parte de la identidad” de Juvé & Camps. 

Las dos bodegas -o una bodega con dos viñedos- en Ribera del Duero se unieron a Juvé & Camps (DO Cava) y Propietat d’Espiells (DO Penedès). Empresario y enólogo tardan poco en darse cuenta que eran el uno para el otro. Más que amor a primera vista su acuerdo parece la consecuencia lógica de dos trayectorias. Las negociaciones fueron fáciles. “Sus ideas -asegura José Manuel Pérez Ovejas- encajaban a la perfección con las mías. Juvé & Camps lleva la excelencia en su ADN y mi trabajo como enólogo siempre se ha orientado a la calidad extrema, sin matices. Por tanto, existió muy buena sintonía y coincidencia plena. Todo fue muy sencillo para que nuestros caminos se encontraran”.

– ¿Así que ahora por fin elaborará el blanco que nos debe a muchos aficionados? 

Es una buena pregunta para un enólogo que a lo largo de su trayectoria se ha centrado en la vinificación de tintos. En Propietat d’´Espiells el manejo a la perfección de la diversidad de variedades de uva y una elaboración muy bien afinada están dando resultados espectaculares. Hace unos meses salió al mercado Therasia 2018, un nuevo vino elaborado con xarel·lo, chardonnay y viognier que ha permanecido en roble francés, acacia y ánfora de arcilla. Es la firme apuesta por elaborar un gran blanco. Son muy pocas botellas y la acogida en el mercado no ha podido ser mejor. 

Respondiendo más directamente a su pregunta, yo formo parte de un gran equipo técnico, muy cualificado, que trabajamos juntos para lograr los mejores resultados en todas las vinificaciones que se hacen. Cada uno aportamos lo mejor de nosotros mismos, sin personalismos. Todos nos enriquecemos. Para mí es un honor participar en estos proyectos tan amplios y diversos.

-¿Y también un cava?

Apenas voy a cumplir un año desde mi incorporación. Durante este tiempo he aprendido mucho del mundo del cava que, aunque era conocido para mi, no lo vivía con la misma profundidad y pasión que ahora, desde dentro. Es un mundo apasionante que te envuelve y te cautiva desde el primer momento. Los enólogos de la casa son profesionales muy reconocidos. Toni Cantos, Gloria Vilomara y Marta Conde han demostrado una regularidad para enmarcar y una trayectoria impecable. Me considero uno más en el equipo del que tan buena acogida he recibido.

-¿Hay algo que mejorar en esos vinos?

Soy un enólogo muy exigente conmigo mismo y opino que todos los cavas y vinos, absolutamente todos, tienen margen de mejora. En ese frente trabajamos los técnicos todos los días para ser cada vez mejores en todos los sentidos. El profesional del vino que piense que ya ha conseguido el punto más alto, que es conformista con su nivel y que no trabaja para ser mejor debe cambiar de mundo. El espíritu de superación continua no debe de faltar nunca en un enólogo que quiere crear grandes vinos. Esa es la forma de pensar que siempre me acompaña, también por sentido de la responsabilidad.

-¿En qué consiste su labor como asesor técnico corporativo?

-Mi incorporación tiene como objetivo colaborar activamente con los técnicos de cada una de las bodegas. Hay mucho trabajo en equipo y yo he venido a aportar, a sumar y a fortalecer el área enológica que es donde considero que más puedo ayudar. Llevo más de 30 años dedicado a elaborar  vinos con pasión; en cuerpo y alma. También colaboro en otros departamentos que requieren mi participación y opiniones. 

-¿Cómo son esas dos bodegas de Ribera del Duero?

-Son dos bodegas situadas en Anguix, que está incluida en el área que calificó Jancis Robinson como “Golden Diamond” de la Ribera del Duero. Desde la entrada del grupo J&C Prime Brands todos los vinos se elaboran en Pagos de Anguix que está equipada con unas instalaciones modélicas para poder llevar a cabo vinificaciones parcela por parcela, como se viene haciendo y se hará en el futuro. Campos Góticos es una instalación de apoyo y, posiblemente podamos darle un destino relacionado con innovación y vanguardia. Lo iremos viendo y desvelando el secreto…

-¿Y sus suelos, viñas y variedades?

Pagos de Anguix tiene en este momento una superficie de casi 80 ha de viñedo en propiedad, en los términos de Anguix y Olmedillo. Los suelos son de componente arcillo-calcáreo en general, pero también hay terrenos de  gravas. Son viñedos en altura, a más de 850 metros de altitud. Ello significa que las maduraciones son lentas y, por consiguiente, las vendimias tardías. Pretendemos alcanzar siempre la maduración fenólica perfecta aunque tengamos que asumir riesgos. En 2020 hemos sido la última bodega en terminar la cosecha. 

Una de las grandes singularidades de Pagos de Anguix es la perfecta diferenciación y clasificación de sus parajes (Costalara, Barrueco, Mirador, Costaval…). El 100 % es tinto fino (tempranillo) con una edad media superior a los veinte años y  los rendimientos son muy bajos. Esa es una de las claves de la gran calidad de los vinos de Pago de Anguix.

-¿Qué vinos o qué tipo de vinos se pueden hacer allí? ¿Hasta dónde se puede llegar? 

-Los vinos de  Pagos de Anguix poseen una impronta que no pasa inadvertida. El perfil atlántico, la frescura, los pH sostenidos y el equilibrio son algunas de sus señas de identidad. Desde que en 2018 J&C Prime Brands compró Pagos de Anguix hubo un cambio radical y se acometieron inversiones para que el punto de partida fuera el óptimo. El objetivo es situar a estos vinos entre los más destacados de la Ribera del Duero en muy pocos años. No puedo tener mejores vibraciones: con un viñedo así podemos llegar muy lejos. Y llegaremos, estoy convencido.

-¿Dónde o cuándo termina la transición entre los vinos que había en depósito, en barrica o en botella al llegar allí? 

-Para comenzar se seleccionaron las mejoras partidas del 2017 y ya en el 2018 se pusieron las bases. Vendrán después el 2019 y 2020, actualmente en barrica, que apuntan a lo más alto. Nos sentimos muy orgullosos del trabajo realizado. 

-¿Sorprenderá por su especial calidad alguno de esos vinos?

-Seguro que sí. Aunque me cuesta decidir el vino por el que me decantaría, tengo que reconocer que tengo absoluta debilidad por el 2019. Destaca por su opulencia, su concentración, no exenta de frescura y armonía, con un potencial de guarda impresionante. Será muy longevo. Llegará a la cúspide, sin duda.

-¿Cómo serán o cómo quieren que sean las siguientes añadas cuando ya todo sea culpa o mérito suyo y de los nuevos propietarios?

-Iremos creciendo en calidad y prestigio, pero no será culpa ni mérito mío. Creo firmemente en los equipos y no en los protagonismos, que la mayoría de las veces son tremendamente injustos. Y el equipo de la bodega, formado por Pedro Elena Viadero, Marta Conde y Fernando Zamora, que está muy organizado y cohesionado -y eso es lo más importante- no puede ser mejor.

Mejoraremos en lo que haya que mejorar y trabajaremos siempre para ser los mejores. La autocomplacencia no tiene cabida en la dirección del grupo. Queremos que cuando el consumidor descorche una botella de Pagos de Anguix se encuentre con un vino auténtico, con personalidad y estilo, que transmita identidad, con atributos diferenciadores y que ese último sorbo irrepetible le emocione y deje el mejor recuerdo para siempre. Ése es mi deseo. 

-¿Y a partir de allí?

-Me gustaría que cuando se hable de Pagos de Anguix dentro de dos o tres años se hable de una gran bodega, que juega en la “Champions League” de los vinos, que se asocie con la más alta calidad y se encuentre situada en la cúspide de la Ribera. Estamos trabajando para conseguirlo. El tiempo será testigo de ello.