La imprescindible sensación de frescor 

Apunta claramente hacia la fruta negra, una expresión que surge contrapunteada por las poco discretas notas balsámicas que le acompañan. Así empieza y termina este vino: transmitiendo frescura cuando muestra sus primeros apuntes y de nuevo al despedirse tras su largo final. Un ribera del duero que en el resto de su recorrido permite apreciar el carácter y la fuerza de los tintos de esa tierra no exentos de elegancia cuando proceden de cuidadas elaboraciones. 

Áster Crianza 2015 nace de una cosecha tan sana como madura y de una mesa de selección de uva que le permite mostrarse como una apuesta segura. Eso incluye la capacidad para salir con bien de una larga crianza en barricas mayoritariamente nuevas y apropiarse de paso de la finura, complejidad y hasta exotismo que distingue a las maderas francesas de más calidad. 

De esa forma consigue mostrar una amplia  y profunda definición de aromas y sabores. Entre otros, los recuerdos a grosella, frambuesa, mora, y arándanos combinados con notas a regaliz, especias (pimienta negra y otras), cacao y café torrefacto. Un vino serio, intenso, con peso y maduro bendecido, como los mejores de su añada, por esa imprescindible sensación de frescor. 

Bodega: Áster
Web: https://www.riojalta.com
DO: Ribera del Duero
Variedad: tinto fino
Alcohol: 14,5 %
PVP: 14,44 euros

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.