Ribera del Duero concluye una cosecha que puede ser excepcional

La cosecha 2020 será recordada en la DO Ribera del Duero, entre otras muchas cosas, por su enorme calidad y por ser  la tercera más grande de su historia con unos 123 millones de kilos de uva recolectados. El trabajo en el campo concluye con el convencimiento de que este año los vinos jóvenes destacarán por su frescor, aromas y color y habrá además muy buenos vinos de guarda. 

Bodegueros y enólogos se deshicieron en elogios con las primeras uvas llegadas a las tolvas o a las mesas de selección. Agustín Santolaya, director general de Bodegas La Horra, señalaba entonces que “dan ganas de darle un bocado a cada racimo que se corta” y que las últimas lluvias “han terminado de redondear una cosecha que se antojaba escasa y, ante esto, puede que estemos frente a otra grande de Ribera, especialmente en el viñedo viejo. Este año es muy especial para la vendimia, sobre todo cuando se realiza de forma manual y en cajas».

Días más tarde intensas precipitaciones, con una media de 50 litros por metro cuadrado, obligaron a interrumpir la recogida que se reanudó de manera intermitente. El viento, que durante esas jornadas sopló con fuerza, secó las uvas e impidió el desarrollo de enfermedades.
Foto: DO Ribera del Duero

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.