La vendimia en Ribera del Duero, marcada por la lluvia

Con un ligero retraso respecto a las primeras previsiones, derivado de las inclemencias meteorológicas de las últimas semanas, se ha generalizado la vendimia en la Denominación de Origen Ribera del Duero. Las caudalosas lluvias que cayeron durante las pasadas semanas en toda la comarca ribereña, con una media de 50 litros por metro cuadrado, provocaron que la mayoría de las elaboradoras tuvieran que posponer el inicio de la cosecha, con la uva ya en estado óptimo.

La principal preocupación residió en las consecuencias que pudieran traer unas precipitaciones no esperadas en los racimos ya maduros, con temor a enfermedades. Pero afortunadamente el agua se acompañó de un viento que secó el fruto, evitando daños. Así las cosas, todo parece indicar que la vendimia de 2020 ofrecerá una uva en buen estado sanitario y de calidad. Hasta ahora se han vendimiado prácticamente 39 millones de kilos de uva, cerca de 37 millones de tinta y casi millón y medio de kilos de variedades blancas, principalmente de albillo mayor.

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.