Un nuevo conservante podría sustituir al SO2 en el vino

La Facultad de Farmacia de la Universidad de Sevilla ha estudiado la toxicidad de un extracto natural obtenido de la madera de poda de la vid como alternativa al sulfuroso en los vinos. Este producto ha sido obtenido por el grupo de investigación UR Oenology (Universidad de Burdeos) en colaboración con el Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria. 

Su importancia se debe a que presenta una riqueza en estilbenos del 45,4 %. “Este extracto produce cambios ultraestructurales en células humanas y tiene una potente actividad antioxidante. Además es una interesante alternativa al SO2 ya que disminuiría el contenido de un al´érgeno y aumentaría la concentración de compuestos bioactivos”, explica Concepción Medrano, autora principal del estudio.

Debido a sus propiedades antioxidantes, los estilbenos ayudan a prevenir diversas enfermedades asociadas al estrés oxidativo como el cáncer, los problemas cardiovasculares, el envejecimiento y también enfermedades autoinmunes, infecciosas y neurodegenerativas. El más conocido de estos hidrocarburos aromáticos es el resveratrol que se encuentra de forma natural en pistachos, algunos frutos rojos, en la uva y el vino.

Las concentraciones de dióxido de azufre (SO2) en el vino se suelen situar entre 50 y 200 miligramos por litro (mg/L). La industria trata de disminuir al máximo su presencia ya que puede producir reacciones alérgicas y porque el uso excesivo deteriora la calidad del vino, neutraliza los aromas y aporta una sensación punzante.
Más información: https://www.us.es
Foto: Lasseter Winery (Unsplash)

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.