Indignación por los bajos precios de la uva para el cava

Los bajos precios del año pasado para la uva destinada a cava, que llevaron a los viticultores a protagonizar concentraciones y marchas de protesta, se repiten este año. El principal elaborador, el Grupo Freixenet, pagará lo mismo que en 2019, 30 céntimos por kilo, pero asegura que mantendrá el volumen de compra, informa La Vanguardia. El resto de las principales bodegas anuncian precios que oscilan entre los 0,30 y los 0,75 euros el kilo.

Los viticultores han reaccionado con indignación e incluso el presidente de la patronal, Aecava, Damià Deàs, ha declarado a ese periódico “que los costes de producción son los que son, y el sector debería tener más conciencia sobre la situación de los viticultores y la sostenibilidad del sector en toda la cadena de valor”. La DO Cava ha reducido los rendimientos por hectárea de 12.000 a 10.000 kilos para esta cosecha, una limitación agravada por las pérdidas, en torno al 35 % de la producción, causadas por un hongo, el mildiu. 

APAG Extremadura Asaja considera lamentable la indefensión en que se encuentran los viticultores extremeños. La campaña se ha iniciado percibiendo un precio inferior en un 25 % al que se pagaba un año antes a pesar de que la producción ha bajado. Así, las primeras contrataciones de uva para cava se cotizan a 0,23 euros por kilo, lo que equivale, aseguran, a unas pérdidas de 600 euros por hectárea.
Foto: Institut del Cava

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.