Viña Ardanza 2012, una forma de entender el vino

Tiene algo de reconocimiento a una cosecha de maduración irregular, menor cantidad que la habitual y enorme calidad. Circunstancias que obligan siempre al trabajo por parcelas y a la vendimia selectiva y que crean una diferencia enorme entre lo frecuente y lo deseable. El margen amplio que separa las propuestas aceptables de la calidad sin fisuras. 

La única sorpresa, la facilidad con que La Rioja Alta, S.A. consigue situarse en ese último y privilegiado terreno una y otra vez. Reto que supera sin traicionar una herencia que hunde sus raíces en la mejor tradición riojana para avanzar acompasada con el tiempo presente. Una adecuada evolución que le permite mantener claramente definida su personalidad sin someterse a los constantes vaivenes de la moda. 

La presencia suave y amable de este tinto surge acompañada de marcados recuerdos balsámicos y tonos a café, tostados y especias. Su destacada capa y agradable acidez se equilibran con una sorprendente, por intensa, carga de fruta madura y una buena estructura. Viña Ardanza Reserva 2012 cierra así un elegante círculo -marca de la casa- que atrapa en su interior una forma de entender el vino. Y también, de despertar admiración en aficionados de todas las edades y de todos los continentes. 

I. P. L. 

Bodega: La Rioja Alta, S.A.
Web: https://www.riojalta.com
DOC: Rioja
Variedades: 72 % tempranillo y 28 % garnacha
Alcohol: 14,5 %
PVP: 20,96 euros

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.