La Mancha, en pleno envero

“Color que toman las uvas y otras frutas cuando empiezan a madurar”. Eso es el envero, una cuenta atrás que ya ha comenzado en la DO La Mancha y que tiene como final la vendimia. Allí el tempranillo de municipios como Villarrubia de los Ojos, Ciudad Real, está ya en pleno cambio de color. Las fechas de uno de los procesos más plásticos y visuales del viñedo las marca el refranero: “Por Santiago y Santa Ana, pintan las uvas…y para la Virgen de Agosto van estando maduras”. 

Tras una primavera generosa en precipitaciones, los racimos alcanzarán su punto final en unas semanas. De momento, la calidad es óptima en una cosecha, halagüeña en cantidades, que se ha visto algo mermada por la acción de la piedra en zonas muy localizadas. Como en muchos otros lugares, viene adelantada.

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.