Gran Colegiata 2014, una fuerza tranquila 

Viene a ser el principio de la nueva fase para un tinto, una bodega y una familia pionera, Fariña. Gran Colegiata, su marca más prestigiosa, regresa a los orígenes. A partir de ahora un solo vino (reserva) llegará al mercado bajo ese registro. Y como seña de identidad de tan especial elaboración, la botella borgoñona que le acompañó en sus ya lejanos comienzos. 

Tinta de toro, viñedos de pie franco con más de 60 años y parcelas, en general, de suelos arenosos y algunos calizos que representan lo mejor de la historia de esa tierra. La vendimia  manual y una fermentación, maceración y crianza sin excesos marcan el inicio de lo que terminará por ser una fuerza tranquila. 

La interesante añada 2014 aporta el frescor balsámico que lo completa y equilibra. Surge acompañado de notas especiadas (canela, vainilla), recuerdos a café, tostados, caramelo y mucha fruta (sobre todo negra). Combina potencia e intensidad con  suavidad y longitud para marcar claramente una dirección que apunta hacia la más positiva evolución. Es tiempo, tan solo un poco, lo único que necesita para terminar de mostrar que el camino elegido y las características de la cosecha le han permitido atesorar grandeza y también elegancia.

I. P. L.

Bodega: Fariña
Web: https://www.bodegasfarina.com/
DO: Toro
Variedad: tinta de toro
Alcohol: 14,5%
PVP: 17,30 euros

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.