Wine Spectator reconoce la figura de  Carlos Falcó

“Ayer llevamos sus cenizas a nuestra finca en Valdepusa. Debido a las restricciones, solo estábamos nosotros cinco, sus hijos. Lo dejamos descansar en su capilla, con vistas a sus viñedos, y levantamos una copa de vino en su memoria». Así relata en Wine Spectator, Xandra Falcó, quien fuera durante años su más directa colaboradora en la bodega y en la almazara, el rápido final de su padre. Un hombre de 83 años que «cuatro días antes se encontraba perfectamente».

Los bodegueros Pablo Álvarez y Miguel A. Torres junto con uno de sus importadores, Frank Paredes, ayudan a perfilar la intensa biografía de Carlos Falcó, Marqués de Griñón. Un recorrido por las circunstancias de su nacimiento, sus estudios en la Universidad de California, en Davis, los consejos que recibió de, entre otros, Emile Peynaud, su apuesta por variedades no autorizadas y por riegos tan necesarios como prohibidos en aquella época. 

Así, hasta conseguir grandes vinos que esa revista estadounidense incluyó en tres ocasiones en su lista anual de los 100 Mejores del Mundo. También logró, con el apoyo de un especialista italiano y tras años de pruebas, convertirse en el creador de un gran aceite. Y ser alguien a quien, a lo largo de un reportaje de obligada lectura, se califica de innovador, adelantado a su tiempo, noble, elegante, incansable, impulsado por la ciencia, con los pies en la tierra y que contribuyó en gran medida a poner los vinos españoles en el mapa mundial.
Más información: https://www.winespectator.com

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.