Nuevas evidencias sobre la influencia del vino tinto en la salud

Una investigación sobre la administración de quercetina, un flavonol presente en  las cebollas, el té, las manzanas o el vino tinto, ha concluido que es capaz de reducir considerablemente, sin que existan contraindicaciones, la presión sanguínea y los triglicéridos. Además, la ingesta de este compuesto aumenta significativamente los niveles de lipoproteínas de alta densidad, el llamado colesterol bueno. Los resultados del estudio, realizado mediante 17 ensayos con 896 personas, han sido publicados por la revista médica Nutrition Reviews. 

Las enfermedades cardiovasculares causan  más de 17 millones de muertes anuales en todo el mundo y se asocian con una calidad de vida limitada. Su  impacto económico supera los 775.000 millones de euros anuales. Los estudios epidemiológicos a gran escala han demostrado que los factores de riesgo modificables como la presión arterial, la obesidad, el consumo de alcohol, la calidad de la dieta, la actividad física o el tabaco juegan un papel clave en el desarrollo de estas dolencias.
Foto: Andi Whiskey (Unsplash)
Más información: https://academic.oup.com

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.