La Cumbre del Clima probará el Vi de Fang

Uno de los tres vinos que los hermanos Roca servirán en la Cumbre del Clima es el llamado Vi de Fang (Vino de Fango). Se trata de algunas de las pocas botellas que se pudieron recuperar cuando una riada convirtió en escombros cubiertos de barro a la bodega Rendé Masdéu en L’Espluga de Francolí, Tarragona, con DO Conca de Barberá. Desde entonces sus propietarios no han dejado de recibir muestras de solidaridad. 

El tinto que probarán algunos de los principales dirigentes mundiales es el Trepat del Jordiet 2018, un monovarietal de trepat ecológica criado en ánforas de terracota. Las otras dos marcas que completan la comida proceden de viñas quemadas en el incendio del 2012 en el Empòrdà, Caranyana 2012 Vi de Fum Arché Pagès, con DO Empordà, y para no olvidar a Chile, un vino de ese país: Huaso de Sauzal Chilena Renán Cancino 2015

Los propietarios del Celler de Can Roca han diseñado para la ocasión una comida llena de referencias a la sostenibilidad, a los ingredientes kilómetro cero y a los pequeños productores llamado La Tierra se agota. El primero de los platos,  Agua clara & agua sucia, hace referencia al problema global del agua. Es un caldo liofilizado de trompetas de la muerte, boletus edulis, trufa y garbanzos tostados que al caer sobre agua cristalina parece convertirla en fango. 

El resto del menú está formado por Variedades invasivas de una migración botánica incontrolada, Mares calientes, comer desequilibrio, Fermentación vegetal y por último Urgente. Minimizar la proteína animal y aumentar la proteína vegetal. La propuesta se cierra con postre, café y petit fours que aluden a la sostenibilidad social y al precio justo. Están elaborados con habas de la comunidad indígena de los arhuacos en Sierra Nevada de Santa Marta (Colombia).

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.