El vino conquista el espacio

Si todo sale  bien será un burdeos de ida y vuelta. Como esos vinos de Jerez que  tras cruzar el Atlántico, o cualquier otro océano, regresan a casa muy mejorados. Aunque esta vez el viaje será mucho más largo. El destino, allí a donde el vino nunca había llegado: el espacio. 

Las 12 primeras botellas de esta experiencia despegaron el pasado día 2 con destino a la Estación Espacial Internacional. Permanecerán allí durante doce meses para que los científicos puedan estudiar cómo se desarrollan algunos procesos biológicos fuera de la Tierra. Y también, para saber si el sabor y la composición de ese, y más adelante de otros alimentos, cambian. 

A su regreso, la Universidad de Burdeos analizará parte de estas botellas y de otras 12 idénticas que permanecerán allí durante este tiempo. La empresa francesa Space Cargo Unlimited, promotora del proyecto, cuenta con el patrocinio de algunos millonarios que, a cambio, podrían ver enriquecida su colección con las primeras botellas criadas en el espacio.  

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.