Propietat d’Espiells, la definida expresión de un paraje

Notable presencia  fruta blanca y  leves tonos florales sobresaliendo sobre un intenso fondo cítrico. Así se presenta Miranda d’Espiells 2018, un estilizado -al menos en su primera impresión- monovarietal de chardonnay con buena acidez y juventud a raudales. Afortunado contraste con la sensación de amplitud y volumen que caracteriza a esta versión, sin influencia de la madera ni excesiva madurez, de esa variedad en el Penedès. Un blanco con más peso y prestancia del que cabría suponer digno de cualquier velada gastronómica. 

Es parte de Propietat d’Espiells, la colección de vinos tranquilos que elabora la familia Juvé en esa denominación de origen. La revisión de nueve blancos, rosados y tintos, procedentes de 271 hectáreas en propiedad, trabajadas sobre bases cada vez más exigentes: cultivo artesanal, respeto a la tierra, prácticas sostenibles y agricultura ecológica y certificada. 

De esa manera nace también Casa Vella d’Espiells 2014 un cabernet sauvignon, con algo de merlot, señalado por los recuerdos a fruta roja y también negra (cereza, mora y  arándanos). Tinto intenso, profundo y complejo, de clara inspiración bordelesa, equilibrado por su evidente frescor balsámico. La suma de tonos especiados, recuerdos a frutos  secos y discretas notas a cuero y café desvelan la huella, y de paso la finura, de una madera que ya se muestra muy integrada. Definida expresión que permite recorrer uno de los tres viñedos, Mediona, que forman parte de este paraje. Y además, un proyecto y una forma de interpretar el vino que invitan a instalarse allí.

María Jesús Alonso

Miranda d’Espiells 2018 / Casa Vella d’Espiells 2014
Web: https://www.juveycamps.com/
DO: Penedès
Variedades: chardonnay / 85% cabernet sauvignon y 15% merlot
Alcohol: 12% / 14%
PVP: 12 euros / 14 euros

 

 

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.