Luis Alegre Rosé 2018, entre el clasicismo y la modernidad

La nobleza de sus variedades, tempranillo y viura, sometida a la siempre respetable e interesante tradición riojana. Así se elaboraron durante años, buscando una calidad sin fisuras, los rosados de Luis Alegre. Hoy los tiempos anuncian nuevas modas -adoptadas con pasión por el mercado- a las que resulta difícil oponer resistencia.

Una ecléctica solución, incorporar parcialmente esas tendencias sin renunciar ni a la seriedad de las uvas ni a la personalidad que trasmiten algunos viñedos, La Reñana y Finca Nº 5, de Laguardia (Rioja Alavesa). De esa forma se crea esta marca que toma algo del clasicismo y bastante de la modernidad.

Incluir en su nombre la palabra rosé, delicada y afrancesada  expresión, tiene mucho de declaración de intenciones. Una aproximación que no sucumbe al exceso de  abrazar estilos tal vez inspirados en los champanes ligeramente tintados. Fórmula que ha hecho famosos a los rosados provenzales y ricos a sus propietarios.

La apuesta para el verano, como definen sus creadores a Luis Alegre Rosé 2018, tiene una destacada presencia frutal (grosella), suficiente elegancia y bastante frescura. A partir de allí se separa del modelo establecido para mostrar una acidez bien integrada como parte fundamental de un vino serio y equilibrado que se bebe con enorme placer.

Bodega: Luis Alegre
Web: http://www.luisalegre.com
DOCa: Rioja
Variedades: 60% tempranillo y 40%viura
Alcohol: 13%
PVP: 7,95 euros

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.