Pancrudo 2017, una garnacha fresca y frutal

Pocas cosas más sugerentes que una buena garnacha. Y entre ellas, la más destacada, una garnacha fresca. Eso es, exáctamente, Pancrudo 2017, una de las enseñas de la nueva etapa de Gómez Cruzado agrupadas bajo el atractivo título de Selección Terroir

En este caso el terroir (la expresión de una tierra, una variedad y un clima) es el del municipio riojano de Badarán, en el valle del Alto Najerilla, una zona fría, dedicada históricamente a la producción de claretes. Ahora, gracias a la no solicitada ayuda del cambio climático, sus viejas cepas son capaces de alcanzar el grado de madurez suficiente para elaborar tintos. 

Con ese material, y en añada de escasa producción, mucha calidad y un poco  más de alcohol, los enólogos de la casa (el factor que termina de configurar el terroir) nos ofrecen un tinto acertadamente equilibrado. Virtud aplicable a su capa y estructura así como a la huella discreta de su paso por madera. 

Lo define la presencia descarada de fresas salvajes, las notas a ciruelas y a violetas, y la sucesión de tostados, amargos y dulces que sirven de contrapunto a esas sensaciones. Y también, la destacada finura e intensa carga frutal que, con algo más de reposo en botella, terminarán por imponerse al resto del vino. 

Bodega: Gómez Cruzado
Web: http://www.gomezcruzado.com
DOCa: Rioja
Variedad: garnacha
Alcohol: 14,5%
PVP: 35 euros

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.