Dehesa de Luna Rosé 2018, doblemente afrancesado

Se define como rosé por si hubiera, que no la hay, alguna duda. Pura fusión la de este rosado ligero, con nervio y doblemente afrancesado -provenzal y de cabernet sauvignon- nacido en el Campo de Montiel. Dehesa de Luna Rosé 2018 exhibe además en su etiqueta la palabra orgánico con el orgullo de ser el primero de los vinos de esa casa que obtiene todas las certificaciones ecológicas. El resto le seguirán, uno tras otro, separados únicamente por la suma de los plazos de crianza y de reposo en botella.

Le caracteriza un ligeramente desvaído color piel de cebolla y la grata sorpresa de su buena intensidad aromática (flores, manzanas frescas y frutos rojos) acompañada de un señalado frescor. Vino ágil, muy vivo y con cierto carácter capaz de envolver todos sus componentes en la sostenida tensión de una estilizada figura.

El final vuelve a ofrecer esa sucesión frutal (arándanos, frambuesas y otros) salpicada de notas dulces y amargas que le ayudan a mostrar complejidad. Todo ello, bajo la atenta mirada del zorzal encaramado sobre la ventana circular de la etiqueta. Desde allí esta ave migratoria parece dirigir su mirada hacia unos montes y unos viñedos, su hogar en invierno, declarados Reserva de Biodiversidad.

Bodega: Dehesa de Luna
Web: https://dehesadeluna.com
Zona: La Roda (Albacete)
Variedades: cabernet sauvignon
Alcohol: 13,5%
PVP: 8,5 euros

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.