Nuevos condimentos: de lo japomarítimo a lo japomagrebí

Son aptos para veganos pero, probablemente, quienes más los disfruten sean los omnívoros, especialmente ictiófagos irredentos. Irresistible la imagen de una pizarra o una fuente sobre las que se van depositando, tras un corte rápido (recomendable cuchillo japonés de un solo filo), láminas de uno o varios pescados de extraordinaria frescura. Para terminar de dibujar el plato, unos pocos vegetales aliñados y alguna de las versiones, el mar o el Magreb, de dos nuevos condimentos.

Hace ya años que los cocineros más avanzados reconocieron que el mejor aderezo de casi cualquier preparación era el aceite de oliva. Y ha  pasado también bastante tiempo desde que Ángel León se revistiera de chef del mar y comenzara a sorprender añadiendo plancton a sus creaciones. Esas realidades se han combinado ahora con las virtudes de la arbequina (suavidad, delicadeza e intensidad aromática) y el buen hacer de Castillo de Canena.

El resultado de esta colaboración, Arbequina & Plancton, el primer aceite de oliva virgen extra con microalgas marinas. Un producto con marcado olor y sabor a mar que permite recrear, con solo unas gotas, la esencia de los océanos. Cualquier pescado, y especialmente si se sirve crudo o poco cocinado (por ejemplo a la plancha por un solo lado), parecerá que vuelve a nadar sobre el plato.

La colección con el nombre de Aceites del Siglo XXI incluye además de esta fusión japomarítima otra japomagrebí que permite lograr grandes resultados de nuevo con pescado pero también con  carnes, verduras, cereales y legumbres. Arbequina & Harissa reproduce la salsa rojiza y picante de ese nombre que alegra y revive la cocina del norte de África y el sur de Asia. Pimiento rojo seco, cayena, ajo, cilantro y alcaravea son los ingredientes que permiten otro interesante y atrevido viaje sensorial. En ambos casos, solo hay que decidir por dónde  empezar y qué dirección seguir.

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.