Clara Montes: “El vino y la copla van unidos desde sus inicios”

La cantante y el escritor gaditano Juan José Téllez animan a asistir a la mesa redonda “Vino, canción y copla, de mostrador en mostrador” el 8 de mayo en FENAVIN porque “conviene más emborracharse de belleza que de odio. Y no conviene emborracharse de vino, sino disfrutarlo y paladearlo hasta la última gota, como la vida”.

Tatuaje la letra de Rafael de León nos llevaba hacia un mundo tabernario y a una atmósfera común en la literatura y en la música. Los dos protagonistas de este acto proponen un paseo por algunos de los referentes de nuestra banda sonora sentimental cuya letra lleva una copa de más. Clara Montes nos habla de la relación entre vino y copla, y asegura que “la copla como espectáculo nace en los cafés cantantes, así que el vino y la copla van unidos desde sus inicios. Son inseparables, muchas de las letras de coplas hacen referencia a una copa de vino”.

“Durante mucho tiempo, la copla y el vino fueron nuestros paraísos artificiales”, dice Juan José Téllez. “El vino, el aguardiente, lo que nos echaran. Bebíamos para olvidar y cantábamos para recordar. En las letras de la copla, hay un eco de mostradores, de tabancos y de bares cuando todavía no eran de aluminio. Hay mucha noche en las coplas y en el vino, también. Y mucha alegría compartida, en torno al vino peleón de las familias, de los gañanes o de las lavanderas. El vino y la copla, ya se sabe, lo mismo te hacen reír que te hacen llorar”.

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.