Larrosa Blanca, mejor no perdérselo

Era un reto nada fácil. Darle una hermana a Larrosa, el llamativo y sutil rosado provenzal de Izadi, implicaba asumir determinados riesgos. Entre otros, ese tan conocido de que las comparaciones son odiosas. En el diseño de la marca, tras el nombre, evidentes paralelismos. Uno llega al mercado el día de los enamorados; otro al anunciarse la primavera. El primero es una sinfonía en rosa; el recién llegado, en blanco…

A partir de allí, un  trabajo enológico, también con puntos en común, planteado desde la más absoluta seriedad. Parcelas escogidas, viñedos viejos plantados en altura y el realismo mágico -la capacidad de crear ensoñaciones- de los dos vidueños elegidos: garnacha tinta y garnacha blanca. Puede que las dificultades que plantea la elaboración sean mayores en la garnacha blanca. No es fácil controlar su intensidad sin que se desborde su potencia; preservar su acidez sin que la supere el alcohol.

Y para general sorpresa, Larrosa Blanca 2018 consigue elevarse con gracia dejando una estela de flores blancas, cítricos, manzanas y piel de uva. Es maravillosamente seco y ofrece una sensación de volumen, intensidad y fuerza que se detiene a tiempo de abrazar la elegancia y hacer guiños a la delicadeza. Un logro casi imposible que pone en primer  plano el futuro de la variedad y obliga a preguntar, cada vez que se tenga en la mano una copa de este vino, por el nombre de la autora. Un logrado y versátil blanco que puede competir con los más informales y los más serios. Mejor, no perdérselo.

Bodega: Izadi
Web: http://www.izadi.com/
DOCa: Rioja
Variedad: garnacha blanca
Alcohol: 13,5 %
PVP: 6,90 euros

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.