La poda rastrera de Dominio Dostares en Aquí la Tierra de TVE

El programa Aquí la Tierra ha sido testigo de la dificultad  de la poda rastrera en las cepas de prieto picudo. Los viñedos centenarios de Dominio Dostares están además en una zona donde las condiciones climáticas hacen más dura esta tarea.

La variedad prieto picudo, casi extinta a finales del siglo XX,  se caracteriza por sus peculiares racimos pequeños y compactos. La bodega cuenta con patrimonio vinícola de valor incalculable, 12 hectáreas a 850 m. de altitud, que requieren cuidados basados en métodos tradicionales de cultivo. Entre otros, poda y vendimia manual, especialmente laboriosas debido al porte rastrero de sus cepas, de cabeza semienterrada y con sarmientos que se extienden al nivel del suelo.

Durante la parada vegetativa de la viña, en estos meses de invierno, se lleva a cabo la poda rastrera una práctica que se lleva a cabo únicamente en esa zona de León. Primero se pasa el arado entre las cepas para descubrir la planta y poder podar. Como comenta Rafa Somonte, director técnico de Dominio Dostares, “son viñedos centenarios con su sistema tradicional de cultivo y quedan muy pocos en la comarca. La poda es fundamental para mantener la calidad de las uvas”.

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.