Pontac 2014, el espíritu de Arnaud

Avanzó por los complicados vericuetos de las oficinas de patentes y marcas sorteando chateaux, títulos de nobleza y apellidos altisonantes hasta encontrar  acomodo en una bodega de Laguardia. El espíritu de Arnaud de Pontac elegía finalmente a quienes conocían su existencia y admiraban su obra. Y en Luis Alegre encontró la pareja ideal para seguir imprimiendo sobre algunos vinos  su sello visionario como ya hiciera en Burdeos hace más de tres siglos.

Arnaud, propietario de Château Haut-Brion, fue un precursor de las técnicas vitivinícolas actuales y dio a conocer las ventajas de usar barricas nuevas. Solo de esa forma era posible crear -como hizo con enorme éxito y suficientes imitadores- tintos modernos de profunda capa, suficiente estructura y larga vida.

La manera de entender el vino de Arnaud de Pontac merecía que su apellido se dedicara a distinguir lo más destacado de la bodega riojana: un vino de finca. Y entre esos viñedos, ninguno como Portiles. Suelos de caliza y hierro que ofrecen tintos de guarda con una sorprendente combinación de fruta, fuerza y carácter no exentos de finura.

Y así es este Pontac 2014. Un vino con mucho de todo y además bueno. La abundante fruta roja acompañada de fruta madura muestra un perfecto equilibrio con la presencia de la madera. Exhibe color, profundidad y potencia junto a un frescor ligeramente balsámico que da paso a un final largo y persistente. Nada de todo ello puede evitar que una y otra vez regrese y se imponga su incontestable elegancia. Exactamente tal y como Arnaud hubiera querido.

Bodega: Luis Alegre
Web: https://www.luisalegre.com/es
DO: Rioja
Variedades: 95% de tempranillo y 5% de graciano
Alcohol: 15 %
PVP: 31,90 euros

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.