Emilio Moro y Carlos Moro, camino del culebrón

La Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) ha considerado caducada la marca  “Moro” registrada por Bodegas Emilio Moro (BEM) al no realizarse un uso efectivo por un periodo continuado de cinco años. Es un nuevo paso en el enfrentamiento entre Bodegas Emilio Moro y Bodegas Carlos Moro por el uso de su apellido como marca. Bodegas Carlos Moro considera que esta resolución  pone de manifiesto la incoherencia de los mensajes de la campaña impulsada por Bodegas Emilio Moro bajo el lema “en el mundo del vino, Moro es Emilio Moro”.

Bodegas Emilio Moro, que ya ha anunciado la interposición de un recurso,  acusa a sus rivales de difundir “una información sesgada de un procedimiento menor para crear confusión sobre el verdadero conflicto entre marcas: la resolución de la EUIPO que declara nulo el registro de Carlos Moro por aprovechamiento indebido de la reputación de Emilio Moro”.  La bodega ribereña afirma que la resolución ahora dictada “no es relevante”  para dirimir este conflicto.

No hay comentarios todavía

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.